viernes, 9 de noviembre de 2012

SUICIDIOS POR DESAHUCIO



Los recientes casos de suicidios de varias personas impulsadas por la desesperación de la presión hipotecaria y el desahucio, es algo que clama al cielo y nos deja bien claro el carácter malévolo de los banqueros. Es evidente que la gente les importa un comino. Ellos quieren dinero y más dinero, a costa de depresiones graves, desesperación, suicidios. Todo vale con tal de embolsarse unos euros más. Que, por cierto, en el caso de los rescates bancarios, y en más casos, están siendo robados al pueblo. Que esta situación sangrante de la avalancha de autolisis se iba a producir, ya lo predije yo en un post de tintes literarios colocado el 24 de abril de 2011: http://blogdefelixmoralesprado.blogspot.com.es/2011/04/fabula-siniestra.html No había que ser Nostradamus para prever lo que ocurriría. A las personas se les puede apretar, pero no llevarlas a la asfixia, al callejón sin salida posible. Expresar indignación ante la situación a la que nos ha llevado el sistema financiero mundial es poco. No se quedará ahí. La hecatombe, que ya aplasta a la buena gente, aún la aplastará más. Pero también, quizá, a los causantes de ella. Tendrá como posibles resultados: lo que está pasando, gente que se suicida; el aumento de la delincuencia menor (que de la grande ya tenemos mucha), la revolución (cosa que dudo) o un pronunciamiento militar y el consecuente fascismo. Así pasó en los años veinte-treinta del siglo pasado. Ojalá la historia no se repita. 
Publicar un comentario