viernes, 2 de marzo de 2012

CÓMO ATRACAR UN BANCO FÁCILMENTE Y SIN RIESGOS

Cualquiera mínimamente inteligente, ya sabrá, antes de empezar a leer este post que su contenido no responde a las expectativas que sugiere el título. Las razones son obvias. Enumero:
1)    Si a alguien se le ocurriera (en caso de que tal cosa fuera posible) exponer en internet el método para robar un banco (de los que tienen dinero dentro, claro) sin que te trinquen, tendría a la policía en su casa dos minutos antes de subir dicha información.
2)    En el supuesto de que un genio de estos asuntos (por ejemplo, Sean Connery en “La trampa” –aunque yo prefiero a Catherine Zeta Jones-), poseyera las claves para perpetrar la hazaña (en tiempos en los que los bancos son los primeros ladrones no me atrevo a llamarlo delito), en ese supuesto, digo, ¿por qué coño iba a compartir tan valiosa información con el mundo mundial? La utilizaría él en su propio provecho. ¡Digo yo! ¡La gente es tan egoísta! Yo no, por supuesto. Yo sí comunicaría el secreto, incluso impartiría cursillos y masters a un módico precio. (En caso de que haya interesados llamen al número jgfvkhgvkhvk –lo pongo encriptado por razones de seguridad-. Los suficientemente inteligentes para desencriptarlo no necesitarán el curso para atracar el banco, así que no se molesten en descrifrar).
3)    Si hubiera un manual para atracar bancos, sin duda sería del tipo: “Adquiera voluntad para hacer realidad sus sueños”. Los ejercicios que te proponen dichos libros, ejercicios que te enseñarán a tener una voluntad de hierro, requieren una voluntad de hierro para realizarlos.
4)    En los bancos apenas hay dinero ya. Está todo en los paraísos fiscales a los que se los han llevado los banqueros. Así que, si quiere ser un perfecto atracador de bancos, hágase banquero. Infalible.
De manera que en este post no se encontrará, como era previsible, la guía para robar un banco. Quiere ser sólo una demostración de cómo en internet bloggers y webmasters utilizan títulos y tags atractivos para que su página reciba más visitas. Uno puede ser el título del presente post. Así como todos aquellos que contengan las palabras pornografía, dinero, coño, polla, fútbol, etc. Si lo que el webmaster o blogger quiere no es recibir el máximo de visitas posible sino seleccionar a sus lectores, entonces habrá de utilizar términos como cultura, filosofía, literatura, ciencia, poesía… Recibirá muy pocas visitas. Una o… ninguna.
Y tras la sociológica breve digresión final, me despido con un consejo: no atraquen un banco porque casi seguro que los agarran. Si deciden desoir mi consejo y tienen éxito en su empresa, acuérdense de mí, descifren el tf cifrado que les he dejado más arriba, pues seguro que su inteligencia se lo permitirá, y llámenme para compartir conmigo beneficios. Creo que lo merezco, ¿no?
Publicar un comentario