jueves, 24 de marzo de 2011

5 MICRORRELATOS 5

En un papel que el mar arrojó: El barco se mueve mucho. Estamos cruzando una tormenta. Te mandaré esta al tocar puerto 
No sé si tras tu máscara derramas las mismas lágrimas que yo derramo al aire. En cualquier caso, déjame beberlas
Al ver su propia nuca en el espejo comprendió, en un instante de lúcido pánico, lo que le estaba sucediendo
Estaba tan cansado que su dedo no tuvo fuerzas para apretar el gatillo
Una bala dirigida a quien salvaría a la humanidad fue parada por su corazón cuando pensaba en la inanidad de su existencia 
Publicar un comentario