sábado, 21 de abril de 2012

PRIMAVERA


El corazón está
en los ojos lunares de los pájaros,
en el jardín, selva de pronto,
y entre las piernas mojadas de sus hembras.
Almíbar en los troncos
que con sus manos acaricia Primavera,
la muchacha alegórica
que ha salido de aquella casa fría
en donde todos duermen.
La mira un viejo que llora entre los sauces.
Se aleja una serpiente
de la camisa muerta sobre la hierba
hacia el negro agujero.
Los duendes del deseo
saltan bajo las setas
y cantan Mangas Verdes.
La mantis religiosa devora a su marido.
Y bajo la mimosa
de racimos dorados
el pelícano se abre un río rojo en el pecho
para las crías que el águila contempla desde el cielo.
La araña tiembla
en su tela de cristal
y canta el mirlo.
En el último cuarto
de la mansión abandonada
el cuadro “Ofelia” de Millais
espera solo su momento.

Félix Morales Prado


Publicar un comentario