domingo, 22 de enero de 2012

Amarcord


¿Quién no recuerda a la Gradiscia? ¿O al pobre loco que grita desde la copa de un árbol “¡Voglio una donnaaaaaaaa!”? ¿O a Volpina? ¿O la llegada de la primavera con los vilanos y la quema de la bruja en efigie? ¿O al acordeonista ciego con su tema recurrente de Nino Rota? ¿O la boda en la playa en la escena final? “Amarcord”, de Federico Fellini, es probáblemente una de las películas más divertidas y poéticas de la historia del cine. Recordemos aquí una de sus secuencias más hermosas. La llegada del pavo real en medio de la nevada.
Publicar un comentario