martes, 11 de diciembre de 2012

Los Caballeros de la Belleza y la estulticia de la gente

Hace unos días fui a Portugal a comer con unos queridos amigos. El hijo de uno de ellos es músico. A lo largo de la conversación, me sugirieron que entrase en youtube, en un video donde este joven músico toca el violín en la cubierta de un barco, frente al mar. Me gustó tanto que se lo mande a algunos amigos. 




Uno de ellos, gran poeta, me respondió lo siguiente:Así tendríamos que ser todos, al menos yo. Admirable Carlos. Impasible ante la mostrenca audiencia de un público sin alma. No hagas lo que haces porque quieres hacerlo, sino que quieres hacerlo porque lo amas y así: debes hacerlo.
No importa nada más. El verdadero artista no necesita público. Sólo cómplices grandes como el mar.
Carlos, me ha recordado el Titanic en su última noche. Él también toca fiel sólo a sí mismo en un barco que se hunde herido de muerte por el iceberg de la vulgaridad, de la insensibilidad, de la completa ceguera ante la Belleza y sus dádivas. ¡Ay, esta sociedad que pensamos insumergible!
Te agradezo este envío, hermano. Son los estímulos que necesito para pensar que mi mundo no ha muerto, que aún quedan caballeros y sus hazañas.

Más tarde, hablando con otro hermano mío, este no sólo de espíritu sino también de sangre, me habló con admiración del joven Carlos y me dijo, entre otras cosas, que de nada habríamos de espantarnos en este mundo obsesionado por los bienes materiales, carente de sensibilidad y de alma. Una prueba era que uno de los más geniales violinistas del mundo, Joshua Bell, se puso a tocar en el metro de Londres y fue olímpicamente ignorado. En el siguiente enlace está la prueba:
http://www.youtube.com/watch?v=myq8upzJDJc&feature=youtu.be


Seguro que si toca en el Carnegie Hall a mil euros la entrada aquello se llena. ¿Ha de extrañarnos entonces la reacción estúpida de la gente ante el acto de arte de Carlos en el barco? No. Vivimos en un mundo lleno de imbéciles que ni piensan ni aman la belleza ni sienten ni nada. Condenados a su vulgaridad, obsesionados por los bienes materiales, ven lo que les dicen que tienen que ver, escuchan aquello que les ordenan y cuando leen, leen lo que mandan las grandes editoriales. Eso es lo que hay. Pero, afortunadamente, también hay héroes que defienden lo que merece la pena defender. Uno de ellos es Carlos. Mis respetos.

martes, 4 de diciembre de 2012

Entrada incompleta


Llevo horas buscando esa escena en youtube pero no hay forma. Se trata de aquella de la película “Indiana Jones y el templo maldito” en la que, después de ofrecérseles por parte de una secta de la diosa hindú de la muerte, un banquete a base de sesos de monos vivos y otras lindezas, ambos (Indy y WIllie) se van a la cama sin comer. Willie no aguanta. Indy la desea, incluso está enamorado. Va a su cuarto. Ella, muy enojada, se lo reprocha. Él, se va. Y, en sucesivos planos, se los ve a los dos como preguntándose: ¿voy a su cuarto o no? Lo que Indy no ha revelado es que tiene una jugosa manzana a la que Willie se lanza vorazmente justo antes de que empiece la acción. Alguien me ha prometido que me mandará esa secuencia. 
En definitiva, de lo que se trata es de una pregunta: ¿quién es más cabezota de los dos?


jueves, 29 de noviembre de 2012

LA MIRADA


Un día más despierta luchando con el mar. En algún rincón del cel, somewhere over the rainbow, encuentra una letra de canción que, con motivo o no, duele como daga. Un día más. Un día más en el infierno. Se pregunta si merece el martirio de esas llamas. Se pregunta si mereció la caricia del paraíso que se le regaló por breve tiempo. Y no sabe. No sabe nada. Sólo, eso sí, que una vez, somewhere over the rainbow, una mirada repleta de amor se fundió con la suya. Y supo lo que era el cielo. Y al recordarlo, una lagrima llena de nostalgia y gratitud rueda por su cara…


domingo, 25 de noviembre de 2012

PECADO ORIGINAL


¡Ay mísero de mí! ¡Ay infelice!
Apurar, cielos pretendo,
ya que me tratáis así,
qué delito cometí
contra vosotros naciendo;
aunque si nací, ya entiendo
qué delito he cometido;
bastante causa ha tenido
vuestra justicia y rigor,
pues el delito mayor
del hombre es haber nacido.

Calderón de la Barca


Nacer es lo peor que puede cometer el hombre. ¿Es su culpa? Habría que analizar con detenimiento el mito del Pecado Original. Todo eso de la serpiente, la manzana y Eva. Entre las creencias gnósticas, lo más malo que puede hacer el bicho humano es traer niños al mundo. Para los cátaros, herederos de la tradición de la gnosis, engendrar hijos era una terrible falta. Algo así como degradar ángeles a la categoría de lo que somos. Inevitable, por otra parte.
Según esas heterodoxas teorías, caemos a este mundo ya con el pecado en el cuerpo y el alma. La semilla está sembrada. Ahí, justamente ahí, comienza la aventura, la lucha para ascender otra vez hacia la condición original. Hay quien lo consigue y hay quien no. ¿Dónde está la justicia? No lo sé. Todo es un gran misterio. Un Gran Juego, como dirían los surrealistas. Luchar, de una u otra forma, es nuestra misión. De una u otra forma, he dicho. Pero luchar.


viernes, 23 de noviembre de 2012

IT'S A MANS WORLD - JAMES BROWN.

INFIERNO

Ahí andaba el tipo en el infierno. No sabía desde cuándo. Ese no saber era uno de los tormentos del lugar, dando por descontado que ahí todo, cualquier detalle, es tormento, incluyendo la ignorancia de en qué consiste ese dolor.
-¿Cómo lo definirías? –le preguntó el demonio más astuto.
-No sé. ¿Dolor hueco? ¿Dolor nada?
-Frío, frío –respondió el diablo con una carcajada-. Pero dejémoslo. Aunque te llevaras eones pensándolo no darías con la solución. Sin embargo, hoy me encuentro generoso y de buen humor. Así que te haré un regalo. Por supuesto, no voy a darte la respuesta a mi pregunta. Pero sí te diré algo muy importante. ¿Sabes qué es lo peor del infierno?
-No sé. Aquí todo es malo.
-Imaginaba que no sabrías contestar. La estulticia es una de las características de los condenados. Pero yo te lo diré.
-Bien. ¿Qué es?
-Saber que es eterno. De aquí no se sale nunca. El infierno es eterno. ¡Ja! Mira: rima. ¿No te hace gracia?
-¿Qué es hacer gracia?
-Olvídalo. Hoy estoy chistoso. De buen humor, ya te dije. Tanto que estoy a punto de hacerte otro regalo. Un regalo sin precedentes en  la Ilustre Institución de Su Satánica Majestad. Sé que me la juego con esto. Pero me siento travieso.
-¿Cuál es ese regalo?
-Conste que concediéndotelo me salto una regla que jamás ha sido violada.
-Dime.
-¿Te gustaría salir de aquí?
-¡Claro!
-Mira que no sabes lo que vas a encontrar ahí afuera.
-No me importa. Dudo que haya nada peor que esto.
-Bien. Tú lo has querido.
El demonio abrió la puerta. Una luz resplandeciente, cegadora al principio, entró por ella. El tipo sintió que lo empujaban y las puertas del infierno se cerraban tras él. Cuando pudo empezar a ver, no creía lo que se mostraba ante sus ojos. Detrás de un cartel en el que letras maravillosas que acariciaban el corazón rezaban PARAÍSO,  la hierba, verde esmeralda, flanqueaba arroyos y ríos de aguas cristalinas, el cielo azul mostraba un bellísimo sol que, lejos de quemar, acariciaba con mimo su piel ahora de luz y arropaba su espíritu. Miles de árboles inundaban praderas y montañas cargados de frutos dulces. Vio su imagen en las aguas de un estanque. Rejuvenecida. Había vuelto a lo mejor de la edad pero infinitamente más perfecto. Era tal su bienestar que, no sólo la sensación de dolor, sino hasta la misma palabra dolor la había olvidado. Un sentimiento profundo y arrullador que lo envolvía todo y lo invadía a él por dentro le trajo una palabra que, aunque no conocía, había estado ahí siempre: AMOR. Mientras que en el infierno, a pesar de que lo había olvidado, el tiempo era interminable y cada segundo duraba un siglo, aquí no tenía conciencia del paso del  tiempo o tal vez el tiempo no existía. Cuando en alguna ocasión había aspirado a esto sin saber a lo que aspiraba, lo había llamado FELICIDAD. Pero ahora no tenía nombre ni lo necesitaba.
De pronto, subido en un arbolito cercano y esbozando una sonrisa malévola, vio al diablo que lo había sacado del averno. Se entretenía comiéndose el corazón de un niño recién nacido.
El tipo cerró los ojos horrorizado.
-Te gusta el cielo, ¿eh? –dijo el demonio-. No hace falta que me contestes. Ya sé que te gusta. ¡Pues hala! Es hora de volver al infierno.
Y de una patada en el trasero lo devolvió a las tinieblas.
-Ya te dije que hoy me sentía bromista y con ganas de hacer una buena cochinada. Ahora sabes la respuesta real. Antes te mentí. Lo peor del infierno no es su eternidad. Lo peor del infierno es haber conocido el cielo aunque sea un instante y regresar luego para siempre al Reino de Satán.
Soltó una carcajada.
-Pero, mira. Como te he hecho esta marranada sólo reservada a los peores, te daré en compensación un buen consejo, tomado del pío pintor Valdés Leal. Le propondré a Mi Señor Cornudo que lo mande esculpir en las puertas: “Los que entréis aquí, abandonad toda esperanza”. La esperanza sólo conseguirá aumentar tu sufrimiento. Adiós, pardillo. Ya perdí mucho rato contigo. Que sigas teniendo una miserable e infinita estancia entre nosotros. 

miércoles, 14 de noviembre de 2012

VARIACIONES SOBRE UNA TONTERÍA


Hace mucho tiempo que no escribo en el blog. En el blog hace mucho tiempo que no escribo. Que no escribo en el blog, hace mucho tiempo. Mucho tiempo hace que en el blog no escribo. No escribo, mucho tiempo hace, en el blog.  En el blog no escribo hace mucho tiempo. Mucho tiempo que en el blog no escribo hace, etc

viernes, 9 de noviembre de 2012

SUICIDIOS POR DESAHUCIO



Los recientes casos de suicidios de varias personas impulsadas por la desesperación de la presión hipotecaria y el desahucio, es algo que clama al cielo y nos deja bien claro el carácter malévolo de los banqueros. Es evidente que la gente les importa un comino. Ellos quieren dinero y más dinero, a costa de depresiones graves, desesperación, suicidios. Todo vale con tal de embolsarse unos euros más. Que, por cierto, en el caso de los rescates bancarios, y en más casos, están siendo robados al pueblo. Que esta situación sangrante de la avalancha de autolisis se iba a producir, ya lo predije yo en un post de tintes literarios colocado el 24 de abril de 2011: http://blogdefelixmoralesprado.blogspot.com.es/2011/04/fabula-siniestra.html No había que ser Nostradamus para prever lo que ocurriría. A las personas se les puede apretar, pero no llevarlas a la asfixia, al callejón sin salida posible. Expresar indignación ante la situación a la que nos ha llevado el sistema financiero mundial es poco. No se quedará ahí. La hecatombe, que ya aplasta a la buena gente, aún la aplastará más. Pero también, quizá, a los causantes de ella. Tendrá como posibles resultados: lo que está pasando, gente que se suicida; el aumento de la delincuencia menor (que de la grande ya tenemos mucha), la revolución (cosa que dudo) o un pronunciamiento militar y el consecuente fascismo. Así pasó en los años veinte-treinta del siglo pasado. Ojalá la historia no se repita. 

viernes, 2 de noviembre de 2012

LLUEVE


Chove en Santiago
meu doce amor
camelia branca do ar
brila entebrecida ao sol.

Chove en Santiago
na noite escura
herbas de prata e sono
cobren a valeira lúa.

Olla a choiva pola rúa
laio de pedra e cristal.
Olla no vento esvaido
soma de cinza do teu mar.

Soma e cinza do teu mar
Santiago,lonxe do sol
agoa da mañan anterga
trema no meu corazó

Federico García Lorca

jueves, 1 de noviembre de 2012

RECORDATORIO: "EL FANTASMA DE LA GLORIETA" DE NUEVO ESTÁ EN LÍNEA


Os recordamos que la revista literaria "El fantasma de la Glorieta" vuelve a estar en línea. Aunque nos vimos obligados a cambiar el nombre del dominio. Ahora es www.elfantasmadelaglorieta.es Es decir, el mismo pero con .es al final en vez de .com. Viene cargado de novedades: Un blog adjunto, actividades en twitter... En fin, esperamos que lo visitéis y que os guste.

miércoles, 31 de octubre de 2012

TEORÍA DEL CAOS

Nuestras acciones, aún  cuando sean impremeditadas, ignoran el alcance de sus consecuencias. Manoteamos como náufragos en el caldo de nuestra existencia generando olas que producirán otras a su vez. Nada está perdido ni es inútil. Cada brizna de vida colabora con la vida. Nada es despreciable. Del agua cenagosa nace la flor del  loto. Y el más vago de todos los tirados diseña un destino.

Aquellos que por orgullo de su propio pasar, que siempre es circunstancial, anecdótico, contingente, desprecian a otras manifestaciones de la vida, están ciegos, ignoran los espejos que los rodean, sumergidos en la gran oscuridad del no saber de su nihilidad, esa máxima luz olvidada.

viernes, 14 de septiembre de 2012

QUÉ ES UN HAIKU

El haiku es un poema breve de la tradición literaria japonesa. El poeta Bashó lo define como "...simplemente lo que está sucediendo en este lugar, en este momento". M. Antolín y A. Embid hablan de este tipo de poema como de una "percepción súbita, un relámpago de intuición". El filósofo y poeta José Antonio Antón se refiere al haiku como a"la aprehensión de un fugaz estado de Buda". El filólogo Fernando Rodríguez-Izquierdo, tal vez el mejor especialista español en poesía japonesa, nos dice que es "un poema breve e intuitivo, dotado de un gran sabor de naturaleza". Ramón Gómez de la Serna parió tal greguería: "Los hay-kais son telegramas poéticos".
Esta composición ha tenido un gran predicamento e influencia en la poesía occidental contemporánea. En su libro "El haiku en España", Pedro Aullón de Haro rastrea su influjo en la obra de poetas como Antonio Machado, Jorge Guillén o J.R. Jiménez, entre otros.
Desde el punto de vista formal, el haiku no se puede reproducir en nuestra lengua, porque en japonés es consubstancial con una caligrafía que implica, al mismo tiempo, arte plástico y literario. Sin embargo, su vertiente sólo lingüística es ya muy bella de por sí y susceptible de versión castellana. Como toda forma poética tradicional, tiene una estructura rígida que podríamos representar así:

5 sílabas: - - - - -
7 sílabas: - - - - -
5 sílabas: - - - - -

Algunos ejemplos sacados de autores japoneses y traducidos por Ricardo de la Fuente y Shinjiro Hirosaki:

Va persiguiendo
pétalos de cerezo
la tempestad
Teika

Montes lejanos
donde nievan las nubes
con trozos claros
Senyun

Noche glacial:
los patos en las ramas
plácidos duermen
Sógui

¿Es que a la rama
vuelve la flor caída?
¡Si es mariposa!
Moritake

Triste neblina:
van juntos y fundidos
dos corazones
Issó

El caracol
levanta su cabeza:
se me parece
Shiki

martes, 11 de septiembre de 2012

Fantasma Fénix o por qué "El fantasma de la glorieta" cambió de dominio

Como los lectores de este blog quizá recuerden, la revista “El fantasma de la glorieta” dejó la red hace tiempo por razones que fueron expuestas en su momento y que ya no están disponibles. El dominio web del Fantasma expiró, lo que fue aprovechado por uno de tantos especuladores de la red, evidentemente con la intención de revenderlo a un alto precio a sus antiguos dueños, que cometieron la imprudencia de dejar pasar el plazo de pago. Como a los responsables de esta revista no les gustan los especuladores, prefirieron, aún al precio de invalidar los miles de links que apuntaban a la publicación, cambiar el .com por .es. De modo que la nueva dirección, en la que aparecerá, tal como se anuncia ya allí, la nueva fase de “El fantasma de la glorieta” es www.elfantasmadelaglorieta.es
La  antigua, www.elfantasmadelaglorieta.com ya no sirve. Sólo es el botín inútil, y destinado a la extinción, de un rapiñador. No es un fantasma. Es un cadáver.
Explicado esto, sépase entonces que “El fantasma de la glorieta” parte una vez más de cero en lo que se refiere a su difusión. Pero, como siempre, resurgirá, cual Ave Fénix, de sus cenizas.


sábado, 8 de septiembre de 2012

EL FANTASMA REGRESA



EL FANTASMA REGRESA


ADMISIÓN DE COLABORACIONES
EN
fantasmadelaglorieta@gmail.com

HASTA EL 20 DE SETIEMBRE

lunes, 13 de agosto de 2012

SÁNCHEZ GORDILLO: ¿ROBIN HOOD O DEMAGOGO?

Ayer me enteré de lo del asalto de Gordillo a los supermercados. Sí. Voy un poco atrasado con esto de que, como no me creo nada de lo que mienten, no veo la televisión hace cinco años y leo de reojo algún periódico cuando voy de vez en cuando a desayunar al bar de la esquina. Lo mío es Cervantes y los libros de caballería de los que, al parecer, se mofaba en su Quijote. Sí. Definitivamente voy dos pasos atrás de la actualidad, mirando al suelo o al cielo, recogiendo flores o conchas y viendo nubes viajeras o estrellas que tal vez ya no existen. Estoy desinformadísimo. ¡Con decir que hace cinco días que me enteré de lo del apagón analógico del 2010…! Estoy muy desinformado. Pero no más que los que ven la televisión o leen los periódicos, ¿eh? Al menos, en lo que importa.
Así que, como decía, ayer supe, de pura casualidad, que Sánchez Gordillo había liderado un asalto a no sé cuantos Carrefours et alii para ayudar con el botín obtenido (en especie, que no en moneda) a los más desfavorecidos. Hay quien aplaude el gesto del alcalde de Marinaleda considerándolo un arranque de valentía y de afán justiciero ante el desastroso estado de cosas que atraviesa el país  (sobre todo los más pobres). Hay quien lo considera pura demagogia. Y también quien dice que no deja de ser una chorizada. Yo “ni quito ni pongo rey” y tampoco ayudo a mi señor porque no tengo señor. Sólo me permito recordar a los que atacan al edil barbudo y lo acusan de feudalismo encubierto que en nuestro golpeado país hay ya seis millones de parados (si es que mi desinformación no se ha quedado rezagada) y el número amenaza con aumentar. En el pueblo que preside este hombre, en Marinaleda, no hay ni un solo parado. Y cualquiera puede adquirir una vivienda pagando catorce euros al mes. Algo hará bien, digo yo. Será un dictador, no digo que no (eso sí, siempre electo en las urnas). Pero algo hará bien cuando en su municipio no existen los problemas que aquejan al resto del país.
Hasta la fecha, ningún tipo de corrupción señala a Gordillo, mientras que muchos otros personajes de esta maltrecha España son claramente culpables (confesos no, que eso no se estila por estos predios) de abundantes latrocinios a las arcas públicas y al pueblo. Hablo de políticos/, hablo de banqueros/ y de otros mangantes/ y de financieros. Apenas nada se dice de esos chorizos. Pero si Sánchez Gordillo juega a ser Robin Hood, la toman con él. Aunque me da la impresión de que esto no es nuevo. Los ricos siempre se las han arreglado para utilizar los medios de comunicación a favor de sus intereses. No estoy defendiendo al alcalde de Marinaleda. Mi rezago informativo me priva de autoridad moral para defender o atacar. Sólo me pregunto: ¿es Gordillo un justiciero o un oportunista? A lo mejor sería oportuno que la gente, antes de juzgar, se informase oportunamente. Yo, el primero. Quizá viaje a ese pueblo para ver qué ocurre allí. Cuando pasen estos calores, por supuesto.


jueves, 2 de agosto de 2012

AGUJAS EN LOS SANDWICHES

Recuerdo que mi infancia, como la de tantos españolitos de mi generación, fue recorrida por leyendas siniestras que nos atemorizaban durante largas temporadas y nos mantenían encerrados en casa pegados a las faldas de las madres o, al menos, nos retenían en nuestros juegos a muy pocos metros de la casa. Leyendas ya olvidadas, como la de los sacamantecas (hombres malos que “les sacaban las mantecas” a los niños –siempre me pregunté qué sería eso de sacar las mantecas-), los sacasangre, que hacían lo mismo (con la sangre, en vez de con "las mantecas", en tal caso) con intención de venderla o incluso robaban a sus victimas ojos y otros órganos para el mismo cometido comercial. Por no hablar de los “sátiros”, esos hombres vestidos de negro que recorrían los pueblos violando y haciendo desaparecer o matando a las niñas. Todas estas historias recorrían el país en un ambiente de postguerra. Mucho tenían, indudablemente, de ficción, bajo la que se arrastraba un fondo de realidad. Hubo quien me dijo, años más tarde, que todas estas patrañas las inventaba el mismo régimen o sus adeptos para mantener a los niños apartados del maquis, sus "posibles represalias" o, quién sabe, su influencia. Pudiera ser. Pero no fue España el único país en disfrutar de estas “delicias” que supongo casi universales. No hay más que recordar la película de Fritz Lang “M, el vampiro de Düsserdorlf” y seguro que no tardaríamos en encontrarnos cientos de casos similares (reales o no) en la prensa amarillista de la época en el viejo continente.
En momentos de horror colectivo, éste se proyecta en la esfera privada. Muchos piensan, al principio, que esa pesadilla atañe a las masas, al sistema, a gente que están lejos a veces. Y que a ellos no los alcanzará. Exactamente igual que lo que ocurre con la crisis. Hay quien se dice: “Bueno, la crisis a mí no me afecta. Tengo un buen trabajo sólido, tengo una pensión blindada, tengo mis buenos ahorros acumulados en épocas de vacas gordas…”. Pero sí, sí que les afecta. Ya se está viendo.
La novedad, lo terrible, es que aquellas historias que sonaban a “cuentos de viejas”, ya se han hecho realidad y saltan diariamente a medios de comunicación serios e invaden las redes sociales. Los tráficos de órganos, con las subsecuentes desapariciones de niños, son pan nuestro de cada día. 
Hace muy poco, un joven entra en un cine y asesina sin razón aparente a una docena de personas, dejando heridas de gravedad a varias decenas más. Una más de las matanzas demenciales que, al margen de las cotidianas en los conflictos bélicos, represión, terrorismo y revueltas populares, se producen asiduamente en EEUU y también en otras partes del mundo.
Entre las últimas noticias que darán tema para escribir a los autores de relatos de terror o a los guionistas de películas del mismo género, tenemos la de las agujas en los sandwiches. Cuando escribo esto ya son dos los casos detectados. Uno, en Holanda. Otro, en Canadá. Viajeros de sendos vuelos han encontrado, dentro de los bocadillos que les sirvieron, agujas de coser camufladas en el pan. Uno no puede menos que preguntarse por los motivos de estos hechos demenciales. Montones de hipótesis se nos vienen a las mientes: que sea un loco el autor de los hechos es harto improbable por la dispersión en el espacio de los acontecimientos y porque el hipotético orate tendría que tener acceso a las empresas de catering que ofrecen sus servicios a las distintas aerolíneas. A no ser que la empresa encargada de preparar la comida sea la misma. También pudiera tratarse de actos de terrorismo indiscriminado quién sabe con qué propósitos. O, tal vez, de una guerra entre aerolíneas, tan tocadas últimamente por la crisis que azota al mundo. Esto último revestiría, en muchos sentidos, una especial gravedad.
La cuestión es que, tal y como pintan las cosas, parece que para volar vamos a tener que hacer antes un curso de fakir. Y no precisamente porque ello faculte, dicen, para cruzar el éter como un supermán cualquiera.


jueves, 5 de julio de 2012

La partícula de Dios


Nadie se entera o no se quiere enterar. Cristo dijo:
«¿Con qué compararemos el Reino de Dios o con qué parábola lo expondremos? Es como un grano de mostaza que, cuando se siembra en la tierra, es más pequeña que cualquier semilla que se siembra en la tierra; pero una vez sembrada, crece y se hace mayor que todas las hortalizas y echa ramas tan grandes que las aves del cielo anidan a su sombra.»
Lean los textos a los que conducen estos dos links:


Y no den saltos de alegría los religiosos legalistas. Hablo de espiritualidad. No de clérigos corruptos de ninguna religión corrupta. Vale.

miércoles, 4 de julio de 2012

2 x 7 = 14

“7 es el número que simboliza el universo, la rueda, el ciclo perfecto. Son ciclos de 7: Los siete días de la creación. Los siete colores. Las siete notas musicales. Los siete pecados. Las siete virtudes. Las siete musas. Los siete planetas del sistema ptolemaico. Las siete fases de la vida de un ser. Los siete chakras del cuerpo humano según la doctrina yóguica. Los siete días de la semana…”. Somos dos. Dos por siete son catorce. Y catorce son los días que faltan para que Lady Halcón cruce el océano volando bajo el signo propicio del arco iris (puente entre la tierra y el cielo) mientras un lobo la espera aullando impaciente en la playa desierta.


domingo, 1 de julio de 2012

EL AMOR

El “amour fou” cabalga entre rosas y cuerdas. Y vuelve loco al que se le entrega. Podría confundirse con el verdadero amor. Y eso sería peligroso. El “amour fou” es fascinante. Y destructivo. El amor de verdad tiene una impronta misteriosa y calma. Y es muy difícil de encontrar. Puede darse entre un hombre y una mujer o entre una mujer y su espíritu o entre un hombre y su alma. Cuando el amor surge, me refiero al amor de verdad, surge la Daena, la Fravarti, el Espíritu Santo. El resto es sólo temblor de la carne, que nada es y que nada sabe de lo que tiembla. Lo que tiembla se aquieta en el amor verdadero y contempla la belleza del Único Que Es.


miércoles, 27 de junio de 2012

G versus J


Probablemente, una de las dudas que más fastidia al sufrido escribiente castellano es el fonema velar fricativo sordo cuando antecede a una “e” o una “i”. ¿Cómo se escribe? ¿”G” o” J”? ¿Coger o cojer? ¿Garage o garaje? ¿Giménez o Jiménez? Pues mire usted hasta dónde puede llegar la duda que este apellido existe en sus dos versiones, con G y con J iniciales. Y es que se trata exactamente del mismo sonido, carajo (ahí no ha lugar a hesitación, ¿ven?, porque la j de carajo es el fonema del que estamos hablando mientras que la g de carago –americanismo referido a un árbol de la familia de las Papilionáceas, con flores rosadas, dispuestas en racimos, y frutos provistos de celdillas que contienen una especie de melaza -¡qué bonito! ¿eh?-, es su primo oclusivo sonoro.Quiero decir que se trata de la velar oclusiva sonora-).  Así que si van ante A, O y U, no hay problema. Ya sé que hay que escribir caja; lo otro sería una suciedad. El conflicto surge (¿Ven?, ¿ven? That is the question. He aquí el dilema: ¿surge o surje? Pues surge. Yo lo sé porque soy muy leído. Pero ¿y los demás? ¿Eh?, ¿eh?). El problema surge (¡o surje, coño!), decía, ante la e y la i. Tanto que escritores de muchísimo fuste, y no sólo uno (y no, por supuesto, sólo el pobre estudiante de secundaria o la auxiliar administrativa que se pinta las uñas en vez de leer e informarse de las reglas gramáticales como sería su obligación) sino varios -¿o más?- han protestado explícitamente e implícitamente de tal arbitrariedad ortográfica. Ya sé que la ortografía ha de ser, en más o menos medida, arbitraria. Pero que los señores de la R.A.E. eliminen en la última reforma de la ortografía la obligatoriedad del acento diacrítico en el adverbio “sólo”, que sí tiene sentido, y que dejen esto de la g y la j, creo que estará haciendo pegar brincos a Juan Ramón Jiménez en su tumba. Él, que siempre escribió con J (en todos sus poemas y demás textos) lo que sonaba como VELAR FRICATIVA SORDA, dijo, más o menos, que escribía con J lo que sonaba como J porque desde pequeño había consultado un diccionario de su abuelo en que así figuraba la cosa y, sobre todo, porque le divertía mucho hacer irritar a los académicos. Como a mí.


lunes, 25 de junio de 2012

UNO PARA TODOS Y TODOS PARA UNO


En esta época de crisis en la que el mundo parece hundirse en una vorágine sin remedio bajo la tiranía de los llamados “mercados” y de sus lacayos los políticos, relatos de corte romántico y/o heroico muy antiguos, cobran vigencia y actúan como metáfora.  Aunque Robin Hood no debe ser ya una persona sino el pueblo todo unido contra el infame Sheriff de Nothingam. Los Caballeros de la Tabla Redonda deben ser el pueblo unido que busca el Grial de la solución a la enfermedad social impuesta por los tiranos supermillonarios y sus perros guardianes. Ellos, esos tiranos, sus perros guardianes, son los dragones que hay que vencer y los enigmas que hay que resolver. Los tres mosqueteros deben ser todo el pueblo unido contra el malvado Cardenal Richelieu, Milady de Winter y el Conde de Rochefort. Connotaciones ideológicas o sociopolíticas de aquellas épocas aparte, esos relatos sirven perfectamente para nuestros tiempos.
Que aquellos perfiles idealistas nos sirvan para despertar, renunciar a egoísmos mezquinos y, cruzando espadas, gritar como  Athos, Porthos Aramis y D’Artgnan: “¡Uno para todos y todos para uno!”. Que así sea.


viernes, 22 de junio de 2012

ALEGRÍA

A lo mejor la solución es ésta. ¿Qué mejor momento para recordar esta pieza genial de Beethoven, inspirada en el poema de Schiller?




Friedrich von Schiller (Oda a la alegría)
¡Alegría, hermosa chispa de los dioses
hija del Elíseo!
¡Ebrios de ardor penetramos,
diosa celeste, en tu santuario!
Tu hechizo vuelve a unir
lo que el mundo había separado,
todos los hombres se vuelven hermanos
allí donde se posa tu ala suave.
Quien haya alcanzado la fortuna
de poseer la amistad de un amigo, quien
haya conquistado a una mujer deleitable
una su júbilo al nuestro.
Sí, quien pueda llamar suya aunque
sólo sea a un alma sobre la faz de la Tierra.
Y quien no pueda hacerlo,
que se aleje llorando de esta hermandad.
Todos los seres beben la alegría
en el seno de la naturaleza,
todos, los buenos y los malos,
siguen su camino de rosas.
Nos dio ósculos y pámpanos
y un fiel amigo hasta la muerte.
Al gusano se le concedió placer
y al querubín estar ante Dios.
Gozosos, como los astros que recorren
los grandiosos espacios celestes,
transitad, hermanos,
por vuestro camino, alegremente,
como el héroe hacia la victoria.
¡Alegría, hermosa chispa de los dioses
hija del Elíseo!
¡Ebrios de ardor penetramos,
diosa celeste, en tu santuario!
Tu hechizo vuelve a unir
lo que el mundo había separado,
todos los hombres se vuelven hermanos
allí donde se posa tu ala suave.
¡Abrazaos, criaturas innumerables!
¡Que ese beso alcance al mundo entero!
¡Hermanos!, sobre la bóveda estrellada
tiene que vivir un Padre amoroso.
¿No vislumbras, oh mundo, a tu Creador?
Búscalo sobre la bóveda estrellada.
Allí, sobre las estrellas, debe vivir.
¡Alegría, hermosa chispa de los dioses,
hija del Elíseo!
¡Ebrios de ardor penetramos,
diosa celeste, en tu santuario!
¡Abrazaos, criaturas innumerables!
¡Que ese beso alcance al mundo entero!
¿Os prostráis, criaturas innumerables?
¿No vislumbras, oh mundo, a tu Creador?
¡Búscalo sobre la bóveda estrellada!
Hermanos, sobre la bóveda estrellada
tiene que vivir un Padre amoroso.
¡Alegría, hija del Elíseo!
Tu hechizo vuelve a unir
lo que el mundo había separado
todos los hombres se vuelven hermanos
allí donde se posa tu ala suave.
¡Abrazaos, criaturas innumerables!
¡Que ese beso alcance al mundo entero!
¡Hermanos!, sobre la bóveda estrellada
tiene que vivir un Padre amoroso.
¡Alegría, hermosa chispa de los dioses,
hija del Elíseo!
¡Alegría, hermosa chispa de los dioses!

miércoles, 20 de junio de 2012

A mi Yuli

Cielo, ojalá hubiésemos estado juntos a esa edad. Sin embargo, a esta edad es igual. ¿O no? Te amo.

sábado, 19 de mayo de 2012

A UNA DIOSA MULATA, libro de Juan Fernández Ortega



Juan Fernández Ortega acaba de publicar su libro “A una diosa mulata” en la Editorial malagueña “Corona del Sur”. Dejo aquí el pequeño prólogo que antecede al libro para que el lector o lectora se haga una idea del texto y si quiere adquirirlo. Mi recomendación es que se adquiera y se lea. Lo merece sin duda alguna.
“Hay libros que se escriben con la inteligencia, hay otros que se escriben con el ingenio; otros, aplicando meras técnicas aprendidas, otros que se hacen siguiendo las formulas del best seller… Hay otros libros, pocos, que se escriben con el corazón. De ese tipo de obras podemos decir con Walt Whitman: "quien toca este libro toca un hombre". Y de esa clase es el que tienes entre las manos, lector. Como perteneciente a tal categoría, una de sus características es la sinceridad. Pero, si bien es verdad que hay libros de este tipo cuya única virtud es esa, la sinceridad, en este se suma a aquella una notable altura literaria.
Por aires, orillas y barrios y plazas caribeños, el autor, inmerso en anhelo, melancolía, sentimiento, en ese bello “amour fou” que opera una inevitable alquimia en nuestras almas, va erigiendo, palabra a palabra, un emocionado altar a su diosa mulata.
¿El origen? ¿La anécdota? Pertenecen a la intimidad del poeta y sobre ello guardaremos un sagrado silencio salvo la observación de que tras estos textos palpita una rigurosa y emotiva verdad. Amén de que se hace innecesario contar la historia en la medida en que esta colección de prosas, de indudable naturaleza poética, narra lo que de aquella (es decir, lo literario) interesa al lector.
Nos importa aquí, por tanto, el texto y no la vida del escritor. Un texto que, por la utilización alusiva y sugerente del lenguaje, puede recordarnos a los mejores simbolistas como, por ejemplo, el Marcel Schwob de “El libro de Monelle”. Y que, por su divinización de la amada, nos remite a la poesía trovadoresca medieval , que seguirá encontrando ecos en la Historia de la Literatura. Recordemos las palabras de Calixto en “La celestina”: “Melibeo soy y a Melibea adoro, y en Melibea creo y a Melibea amo”.
El amor deviene aquí en una suerte de mística profana (“Si el amor es un acto cósmico que abarca toda la aventura humana, es porque al quererte soy el Universo…”), en una religión donde la diosa, altiva, inalcanzable, elusiva, como toda divinidad, arranca del amante una plegaria propiciatoria que se va desgranando en hermosos fragmentos, en quejas que cantan la belleza inefable de la amada y la dibujan en medio de un paisaje tropical por el que ella pasa derramando en toda su pureza el orgullo de una raza antigua.
En renovada metáfora, la vieja Europa se inclina fascinada ante la autenticidad primigenia, fulgurante, que de un pueblo injustamente acosado y maltratado, sigue representando la diosa mulata. Pues a su paso el universo se daba entero, presente, a cada instante, en un lugar insospechado, como si el destino se complaciera en demostrar que el olor a eternidad no era más que un mero episodio de tu hermosura...”
Sin más, nota bene, lector, lectora, afortunado, afortunada.”

viernes, 18 de mayo de 2012

Exposición de Grabados de Faustino Rodríguez

Ayer, 18 de mayo de 2012, se inauguró en el Centro de Arte “Harina de Otro Costal”, una exposición de grabados del artista Faustino Rodríguez. Conozco a Faustino desde sus primeras exposiciones, hace ya más de tres décadas. He tenido el honor de figurar con textos en alguno de sus catálogos y, aún más, de que su obra realzase mis versos en matrimonio con cuatro poemas míos dedicados a las distintas estaciones del año. Mis letras y sus serigrafías se acompañaron y dialogaron en un album de lujo. Faustino también colaboró conmigo en incontables ocasiones y de forma completamente desinteresada en mi revista “El Fantasma de la Glorieta”. Desde que conozco su obra, me encanta lo que hace. Como la he seguido desde el principio, creo poder hablar de ella. Si no como crítico de arte sí como simple espectador.
Ante esta nueva exposición de Faustino mi emoción estética no ha sido menor que en las anteriores. Hay en este pintor una fuerza lírica excepcional. Más alllá de lo surrealista en lo que podrían hacer pensar sus composiciones, se impone una metafísica que nos hace recordar al primer Giorgio de Chirico (el bueno), pero infinitamente mejor en el plano técnico. Los cuadros de Faustino Rodríguez son potentes poemas pintados que nos trasladan a otros planos. Hay en ellos una sabiduría de la belleza exenta de todo interés del tipo que hoy día arrastra a muchos “artistas” de nuestro mundo. Muchas veces he pensado en Faustino como en uno de esos monjes que ilustraban pacientemente los manuscritos en los monasterios medievales. Ese es su carácter. Esa es su forma de hacer, a pesar de que incluya, fiel a su época, infografías entre su obra. Faustino Rodríguez es un artista de los de antes. Honesto. Trabajador. Auténtico. Y magnífico. Y esta exposición es de inexcusable visita para quien pueda hacerla. Hasta el 18 de junio podéis ir. No lo olvidéis. En la calle Bojeo, número 90, en Trigueros, provincia de Huelva (España).
El pintor Juan Manuel Seisdedos junto a Faustino Rodríguez inaugurando la exposición


 Los asistentes aplauden. Entre ellos podemos ver al poeta y escritor Juan Cobos Wilkins. O a Juan José Oña, conocido gestor cultural. Ambos amigos del artista.


Un ejemplo


Faustino y sus grabados




martes, 15 de mayo de 2012

Murió Carlos Fuentes


Leí “Aura” siendo muy joven y me pareció uno de los mejores relatos que habían caído en mis manos hasta entonces.  Carlos Fuentes se convirtió en uno de mis autores favoritos. Con el tiempo, fui leyendo el resto de su obra, desde “La región más transparente”, magnífico retrato del México de los años cincuenta del siglo veinte a “La voluntad y la fortuna”, novela en la que vuelve a retratar a México muchos años después.
Hoy, ese gran escritor, de cuya bonhomía dieron fe muchos, García Márquez entre otros, se ha ido, como todos y cada uno de nosotros habremos de hacerlo algún día.
Que te vaya bien, Carlos, en esos otros planos de realidad en los que unos creen y otros no. Fuiste un gran creador y un buen hombre. Yo estoy seguro de que en este mismo momento te reciben aquellos que partieron antes que tú.
Aunque de nada nos conocimos, mas que yo a ti a través de tu obra, te envío un abrazo y mis mejores deseos. Gracias por la obra que nos dejaste.

miércoles, 9 de mayo de 2012

Neonazis en Grecia


Hace poco más de un año colgué en este blog un post en el que predije el peligro de que la historia se repitiera. No hay que ser adivino para esto ni poseer poderes paranormales, ni siquiera ser historiador o analista político ni economista ni sociólogo. Basta con tener un poco de sentido común y observar lo que está ocurriendo. La situación es hermana gemela de la que había a finales de los años veinte y principios de los treinta del siglo pasado. Incluso, igual que ellos tuvieron una dichosa década en la que bailaron el charlestón, a nosotros nos correspondió la prosperidad en los sesenta. Me estoy refiriendo, claro, a la situación global, con los distintos matices que quepan entre países. Y de la misma manera que ellos pasaron por varias crisis que culminaron en la Gran Depresión americana de 1929, que golpeó al resto del mundo, así nosotros hemos pasado varios baches desde los setenta que nos han llevado finalmente a la tremenda recesión en la que estamos sumidos. El resultado de aquella crisis económica de antaño fue el surgimiento de los partidos fascistas y, en concreto, del nacionalsocialismo hitleriano. Los nazis ascendieron al poder de tres tacadas. Una modestísima representación parlamentaria fue el inicio de una ascensión que los condujo al poder absoluto en el plazo de tres comicios. Hoy vemos cómo la ultraderecha de Le Pen gana escaños en Francia y cómo un simiesco partido neonazi ocupa un sector importante del Parlamento griego. Estos gorilas imbéciles a los que el enano Hitler hubiera gaseado sin dudarlo un momento, no ocultan sus intenciones. Se aprovechan de la dramática situación que atraviesa su país para ganar adeptos culpando a los inmigrantes de todos sus males. Estúpidos y malos, esos bastardos tal vez no sean más que otros sicarios, esta vez destinados a hacer de espoleta que precipite la tragedia, de los verdaderos culpables de nuestros males, una plutocracia (llamémosla así), que se frota las manos en la sombra completamente insensible ante el sufrimiento de los demás. Incluso no sé si el ascenso de los partidos de ultraderecha no será sino una cortina de humo auspiciada por los amos del mundo. Pero, en cualquier caso, ¿la humanidad no aprende? ¿Nadie va a pararle los pies a esos energúmenos? ¿Todo el mundo va a quedarse quieto hasta que haya ocurrido algo irremediable? Y hablo de todos: pueblo, políticos, intelectuales, artistas… Todos los seres humanos sensatos. La historia ya nos ha dado lecciones. No nos quejemos si, por no actuar a tiempo, sobreviene una tragedia sin precedentes.