lunes, 7 de noviembre de 2011

BASTONES

Bastones, bastones, más bastones, tirados por el suelo, enterrados en la arena. Yo camino con bastón. Chica bonita me pide la acompañe a fiesta. Declino la oferta.
-¿Pero cómo es posible -dice quejumbrosa- que estés así siempre, tan solo?
-Es una voluptuosidad especial -respondo. Y me siento magnífico, heroico, estupendo. Camino con mi bastón por el mediodía crepuscular lleno de resonancias estéticas.
Bastones, más bastones, tirados por el suelo, colgados de las ramas de los árboles, olvidados en las esquinas.
Publicar un comentario