miércoles, 29 de junio de 2011

La mar. Debussy

La mar es tan amable símbolo del misterio, que se deja surcar como la piel suave de una amante que, si bien nos transmite la vibración del alma al rozar de la mano, esa nave que busca, nos oculta la esencia que se hunde en un dónde incógnito y sobre él guarda silencio entre olas o gemidos.
Acerca de su hermosa y no sé si justa o injusta ira, que cabalga en tormentas y tsunamis, de los que ignoro si es la mar jinete o víctima, hablaré otro día. Hoy tocaba esa mar amable a la que amo. Hoy tocaba ella, mi mar amada y besada por Claude.
Publicar un comentario