martes, 15 de marzo de 2011

Ven, Capitán Trueno

En un mundo en el que uno ve esto y no sabe qué pensar y lee esto y tampoco sabe qué pensar; en un mundo asolado por la guerra, el hambre, la enfermedad, la muerte; en un mundo en el que la riqueza la ostentan, injustamente, unas pocas manos mientras que hay mayorías que se hunden en la miseria; en un mundo que está siendo destruido, sean cuales sean los caminos que conducen a su destrucción, en definitiva por la estupidez humana; en un mundo en que libertad, igualdad, fraternidad, las cacareadas bases de la aún más cacareada e irrisoria democracia, no son sino un chiste peor; en un mundo en el que los malos disfrutan ; en un mundo en el que hasta los más insensibles ante estos asuntos deberíamos recordar los versos de Martin Niemöller, el niño, el adolescente rebelde e ingenuo que todos llevamos dentro dormido se despierta y de la garganta le sale aquella canción no menos ingenua que Asfalto cantaba en esos años en los que aún creíamos que las cosas se podían cambiar.

Publicar un comentario