viernes, 3 de diciembre de 2010

UNA NUEVA ESTRELLA EN EL UNIVERSO DEL ARTE

Ayer, 3 de diciembre, con una gran afluencia de público, inauguró Estrella Castiñeira Santos su primera exposición individual en la Sala de Exposiciones del C.C. Convento del Carmen de Trigueros (Huelva), que permanecerá abierta hasta el 31 de diciembre.

Si bien realiza su formación en la Escuela de Arte de Huelva, la Facultad de Bellas Artes de Sevilla y la Universidad de Montfort en Leicester (Inglaterra) no es esta circunstancia, como muy bien dice su maestro y mentor Juan Manuel Seisdedos en el texto incluido en el díptico de presentación de la muestra, lo que hace de Estrella una artista. Afirma Juan Manuel con una contundencia, que comparto, y  que a muchos podrá parecer atrevida, que “se sabe cuando una persona lo es (artista) aunque no haya pintado un cuadro en su vida, no haya escrito un poema o no haya intentado crear nada”. Y añade que “Hay personas (…) que tienen capacidad de dar respuestas originales a las cosas, y que poseen un carácter intuitivo. Sólo les falta la voluntad de jugar a ser artistas. Entrar en ese juego de elaborar las emociones recibidas y de producir otras en los demás. Percibí que Estrella había entrado en esa partida cuando he estado cerca de su mundo…”.
Aúna esta pintora ambas condiciones, una formación técnica sólida y un (llamémoslo así) alma de artista. El resultado tenía que ser forzosamente digno cuando menos. Pero en mi opinión su entrada en el mundo de la creación plástica ha sido, más allá de eso, una entrada brillante y con pie muy firme.

Los trabajos expuestos, aparte de su magnífica realización técnica, emanan ese poder mágico que tiene toda verdadera obra de arte, el poder de hacernos ver aspectos inadvertidos de la realidad, el poder de conmovernos estéticamente, con todas las implicaciones, emocionales, sensoriales o intelectuales, que ello puede tener.
Recursos técnicos diversos, en grabados, acuarelas y óleos, permiten a la artista transmitirnos una visión del mundo llena de símbolos, sensualidad, imaginación y ternura, puerta de entrada a un universo poético (todo arte tiene su poética) que se promete rico y lleno de sorpresas para un futuro que acaba de empezar.

Publicar un comentario