viernes, 30 de julio de 2010

CIRCE


Mi largo poema CIRCE, escrito al principio de los años noventa, durmió en los cajones hasta el año 2008, en el que la Editorial Alfar me ofreció publicarlo. Ahí apareció con prólogo de la especialista en lenguas y cultura clásica Margarita Ramírez Montesinos y epílogo del filósofo José Antonio Antón Pacheco. En página aparte, como tengo por costumbre, a la que conduce este enlace, dejo algunos fragmentos de esta obra.

martes, 27 de julio de 2010

Tarde de playa. Haikus 2, 3, 4 y 5



El mar, el mar,
el mar, el mar, el mar,
el mar, el mar


Suenan las olas.
La música del agua,
¿qué me susurra?


Gritos de niños.
Un papalote al viento.
Océano verde.


El pensamiento
se me escapa veloz
hacia occidente.

sábado, 24 de julio de 2010

domingo, 18 de julio de 2010

Motivos para escribir 3



Si he perdido la vida, el tiempo, todo
lo que tiré, como un anillo, al agua,
si he perdido la voz en la maleza,
me queda la palabra.

Si he sufrido la sed, el hambre, todo
lo que era mío y resultó ser nada,
si he segado las sombras en silencio,
me queda la palabra.


Blas de Otero

martes, 13 de julio de 2010

Música



Todo se torna música. La música es universal no sólo porque su lenguaje intraducible es comprendido por todos y por nadie, sino porque a cualquier cosa se acopla y la transforma. La música es canal de transmisión de la realidad. La realidad misma es música.

A. Vivaldi: Concerto in Do Maggiore Largo Allegro molto - by Lenka Mol...

lunes, 12 de julio de 2010

El gol de Iniesta


A pesar del juego sucio de Holanda, de la tremenda patada de Nigel de Jong a Xavi Alonso, a pesar de las injustas decisiones del árbitro, a pesar de que los jugadores españoles llevaban la desventaja de un día menos de descanso, la Selección ibérica culminó con  el éxito, en alas del heroico gol de Iniesta (más que gol, encuadre cósmico del esférico, adaptación del universo a escala humana, doma del imposible que se resiste, realización al fin de un sueño que se alejó siempre y siempre a través de los años) el esforzado periplo realizado en Sudáfrica en este verano del 2010. El juego de la roja fue superior y noble; el de la naranja, tramposo, marrullero y violento. Por una vez, ganaron los buenos. A pesar de todos los obstáculos. Y, a pesar de que a mí el fútbol me la trae bien floja, pongo aquí hoy este post. Porque sí. 

viernes, 9 de julio de 2010

"El Fantasma de la glorieta": Especial dedicado a México



La revista “El fantasma de la glorieta” acaba de colgar un número especial dedicado a México. Aunque hubiese querido esta entrega más amplia y rica, sé que puedo felicitarme porque lo poco que hay es excelente. Representando a la literatura actual, cuentos como los de los escritores Eliacer Cansino, Cecilia Eudave o Gerardo Gutiérrez, artículos reveladores como los de Ricardo Bada, Nadia Talamantes o Elisabeth Vivero o la poesía de Rosa Díaz, nos envuelven en lo que es hoy la literatura hecha en México o sobre México.
Dos curiosos documentos, unos “Textos mexicanos” de Valle Inclán y un “Panorama de México” de José Zorrilla, aportan la parte histórica, llevándonos a un ya antiguo país azteca de la mano de estos dos iconos de las letras españolas, de los que nos descubren al mismo tiempo aspectos poco conocidos.
La sección de links se ha procurado, si no exhaustiva, suficiente para guiar al lector en una iniciación a lo más significativo de la literatura mexicana.
Entrando en el siguiente enlace podréis disfrutar de todo ello: Número especial de “El fantasma de la glorieta” dedicado a México.

miércoles, 7 de julio de 2010

ALQUIMIA




Dicen los comentaristas más constructivos y benévolos de la obra “Mierda de artista”, del italiano Piero Manzoni (y quien quiera enterarse de qué se trata que haga clik aquí, pues no voy a repetir lo que ya está repetido en miles de páginas en internet), que es una crítica mordaz a la función del arte en el mundo contemporáneo. Es decir, que hoy día lo que sea pasa por ser arte y se cotiza siempre que esté avalado por una firma que haya adquirido prestigio dentro de ese mercado. Sin negar completamente tal interpretación (pero aclarando que ya otros hicieron eso antes; por ejemplo, se sabe que Dalí firmaba hojas en blanco asegurando que cualquier cosa que se garabateara en ellas se vendería por una fortuna), he de decir que me parece una lectura simplista y perezosa. Aunque sea algo más elaborada que la de los indignados a los que les encanta indignarse o que la carcajada soez de los que viven en perpetua carcajada, no deja de estar en el mismo plano. Y, si bien podría explicarse así (igual que puede explicarse Las Metamorfosis, de Apuleyo, como una novela meramente picaresca y satírica cuando realmente es un libro de dimensiones esotéricas), yo digo que no se trata de eso. No señor. Piero Manzoni fue, en realidad, un alquimista contemporáneo y el único (los demás, Fulcanelli, Canseliet, son pura leyenda urbana) que consiguió consumar la Gran Obra (al menos en el plano material), pues su mierda de artista se vendió (¡y se vendió!) al precio del oro. Convirtió en oro sus excrementos, pues, sin necesidad de alambiques, retortas, cedazos ni rocío de la mañana. Cualquier aficionado a la historia del Ars Regia sabe que las heces han sido consideradas como la Prima Mater por muchos filósofos. Pero ninguno la ha trocado, al menos de forma pública y notoria, en el áureo elemento. Sí, han dicho, se ha afirmado que aquel, que éste  o ese otro conocía a uno al que otro le dijo que había visto a alguien que… ¡Nada! ¡Paparruchas! Impotencias que buscan amparo chapucero en el cuento supersticioso del sagrado secreto. La verdad pura y simple, la verdad de la buena es que fue Manzoni el único que, sin trampa ni cartón, convirtió ante los ojos del respetable la caca en el más noble de los metales. Cierto que el comprador de una de las latas de ñorda ha, más que dicho, reído: "Hemos transformado la mierda en oro y me incluyo entre los responsables, los culpables; ahora ya no hay nada que hacer. Es por esto por lo que Manzoni es un gran artista. No sé si él lo había previsto, pero de todas maneras, ha provocado esta reacción. Esta pequeña lata que da risa, finalmente, que al menos habría querido dar risa si no fuera que va contra el sistema, se ha convertido en una obra maestra, o, al menos, en un fetiche". No es eso lo que yo estoy diciendo. Yo estoy hablando de alquimia, de la Ópera Magna. Y naturalmente que estoy haciendo un chiste. Pero es un chiste muy serio.